23 ene. 2016

SEÑALES EN LAS HECES QUE NECESITAS SABER

 Señales en las heces que necesitas saber

La digestión en el “mapa” de la salud. Dentro de lo que llamamos digestión hay un lugar en ella especialmente determinante, es el COLON.
Médicos expertos de la antigua Roma y Grecia manifestaron la importancia del colon con la siguiente cita: “la muerte comienza en el colon” (Hipócrates). El colon es considerado de fundamental importancia en el cuerpo humano, un órgano que puede desencadenar una situación de vida o muerte.
Si la dieta es altamente ácida, ¿cómo afecta al colon?
La respuesta está en las enzimas.
Las enzimas son un pre-requisito en el proceso de la digestión y ambientes altamente ácidos, las enzimas secretadas por el estómago y el intestino delgado no funcionan de forma efectiva debido a que todo el proceso se ralentiza. Los residuos y las partículas de alimentos no digeridos son empujados al colon, donde no hay enzimas, por lo que la comida permanece allí.
El cuerpo puede absorber los nutrientes y minerales sólo a un rango de pH específico.
En general, los seres humanos liberan los desechos dos veces o tres veces al día. Ahora, ¿qué es el tiempo de tránsito? Se trata básicamente de la diferencia de tiempo entre el consumo de alimentos y la excreción de los mismos. Por lo general, el tiempo de tránsito es menor de un día completo, lo que significa que el cuerpo no puede retener el consumo de más de 2 a 3 comidas diarias. Si has consumido tu desayuno hoy, significa que estarás excretando el almuerzo de ayer.
LAS HECES
Las heces es un tema del que la mayoría de la gente prefiere no hablar – incluso con su médico. Sin embargo, tus hábitos intestinales – desde la frecuencia hasta la forma y el color – pueden darte pistas muy valiosas sobre lo que está pasando dentro de tu cuerpo. Puedes encontrarlo crudo o vergonzoso, pero es que desde el punto de vista de la salud, no es algo para ser ignorado.
Más específicamente, aquí hay siete signos en las heces a tener en cuenta:
digestion humana
1. La comida no digerida: las heces saludables deben ser relativamente suaves, sin trozos de alimentos no digeridos. Si notas que hay alimentos no digeridos, podría significar que tienes insuficiente HCL y / o producción de pepsina, o que no estás masticando lo suficientemente bien los alimentos. A veces también notarás pedacitos de vegetales ricos en fibra que pueden moverse a través del tracto digestivo intactos, y esto generalmente no es una causa de preocupación si la proporción de esos trocitos no es muy elevada.
2. Mucus en / sobre las heces: Un poco de mucus suele ser normal, pero una mayor cantidad puede ser un signo de inflamación en los intestinos, sobre crecimiento bacteriano o alergias alimentarias. También puede ser un signo de colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, enfermedad celíaca o diverticulitis.
3. Heces flojas, acuosas / diarrea: las heces flojas puede ser debido a una irritación intestinal, una infección viral o comer o beber agua contaminada con bacterias o parásitos. Las heces flojas también pueden ser un signo de un problema médico como la enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad celíaca, intolerancia a la lactosa o mal absorción. Los antibióticos, laxantes y la quimioterapia, también pueden causar diarrea.
Una diarrea en curso que no se resuelve por sí sola en pocos días merece atención inmediata.
En algunos casos, especialmente si has estado recientemente en un hospital o has tomado antibióticos, la diarrea puede ser causada por una bacteria peligrosa llamada Clostridium Difficile (C. diff). Los síntomas incluyen diarrea acuosa que se produce tres o más veces al día durante dos o más días, junto con dolor abdominal leve y sensibilidad.
4. Heces duras (estreñimiento): Como regla general, si hay más de tres días sin defecar, el contenido intestinal se puede endurecer y una persona puede tener dificultad o incluso dolor durante la eliminación. Generalmente, si tienes estreñimiento crónico o moderado las heces serán pequeñas, redondas y duras.
La falta de fibra en tu dieta y no beber suficiente agua son dos causas comunes de heces duras.
5. Heces flotantes: Si no estás absorbiendo correctamente las grasas de los alimentos que comes, tu materia fecal puede flotar, y también ser de color amarillenta y grasienta. La mal absorción de grasas puede ser causada por pérdida de salud de la delicada capa interior intestinal, como ya hemos visto anteriormente. Y también por el consumo de un sustituto de grasa sintética usada en galletas y patatas fritas.
6. Las heces en forma de cinta o muy delgadas: las heces muy delgadas pueden resultar de un intestino espástico, estrechamiento rectal o estenosis u obstrucción parcial debido a la mala posición del útero, pólipo, agrandamiento de la próstata, de colon o cáncer de próstata o tumor. Consulta a tu médico para determinar la causa subyacente.
7. Con olor fuerte: Las heces con un olor particularmente fuerte pueden ser el resultado de la mala absorción de nutrientes, la descomposición de alimentos o disbiosis, que es un desequilibrio en la flora intestinal que puede conducir al síndrome del intestino irritable (IBS) y el síndrome de intestino permeable, incluyendo infecciones del hígado, cálculos biliares, quistes, tumores y mucho más.
Una racha ocasional de diarrea o estreñimiento puede ser considerada completamente normal, asumiendo que se resuelva por sí sola en pocos días.
Sin embargo, los cambios en curso, inexplicables o inusuales en la frecuencia, textura, color, forma, tamaño, o el olor de las heces deben ser discutidos con tu médico – y, si tu materia fecal es de color blanco (o de color muy claro), de color rojo brillante o negro, o acompañado de dolor abdominal, debes consultar a tu terapeuta de confianza.
Recuerda, tus heces te dan una “ventana” para dar un buen vistazo de lo que está ocurriendo dentro de tu cuerpo. Es una buena idea controlar regularmente tu funcionamiento intestinal para aprender lo que es normal para ti y poder discutir sobre cualquier cambio inusual con tu profesional de la salud.